sábado, 22 de febrero de 2014

LA CULPA ES DEL PERRO.

Johnny llega a su casa de madrugada consciente de que la querida le ha dado tremendo chupón, en el cuello. Cuando está pensando en que excusa darle a su mujer, el perro viene a recibirlo ladrando alegremente. Al tipo se le prende la bombilla y grita:

-MARIANA, llama a este perro!
La mujer sale medio dormida del cuarto:
-¿Qué pasa, Johnny?
-!Este perro tuyo chica! Tan pronto entre se me tiro al cuello y mira el chupón que me ha dado. La mujer le mira el chupón y le dice:
-Hay, no te preocupes por eso! Si vieras como me tiene la espalda llena de chupones igualitos que ese!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.