martes, 11 de febrero de 2014

pura atracción física...


Una pareja venía por una ruta del interior sin hablar una palabra. 
Una discusión anterior había llegado a una pelea, y ninguno de los dos quería dar su brazo a torcer. 
Al pasar por un campo en la que habían cerdos y una vaca, el marido preguntó, sarcástico: 
- ¿Parientes tuyos? 
- Sí, respondió ella – Mi suegra y cuñados.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.