sábado, 15 de marzo de 2014

dime de que presumes y te diré de que careces.

Esto es una chica que va a visitar a su madre y le dice:

“Mamá, mamá, ¿sabes qué? Me he echado un novio negro que tiene un peugeot y un piso.”

Y la madre, toda contenta, le dice:

“¿Ah, sí? Qué alegría, hija. Pues traémelo y me lo presentas.”

Al día siguiente va la hija con el novio, y la madre le estrecha la mano al novio y le dice:

“Mucho gusto en conocerle. Me ha dicho mi hija que tiene usted un peugeot y un piso.”

Y el novio responde:

“No, señora, yo lo que tengo es un pollón que me lo piso.”


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.