jueves, 20 de marzo de 2014

Princesas caídas: el lado oscuro de los cuentos de hadas

¿Qué pasa después del famoso “final feliz” de las películas? Eso se preguntó una fotógrafa en Canadá, luego de que su hija se obsesionara con el mundo de las princesas y, paralelamente, le diagnosticaran cáncer a su mamá. Mirá las provocativas fotos.

Luego de que su hija se obsesionara con el mundo de las princesas y, paralelamente, a su mamá le diagnosticaran cáncer, una fotógrafa se preguntó qué pasaría después del famoso “final feliz” de las películas. Dina Goldstein se lo imaginó con provocativas fotos.

“Los dos eventos colisionaron e hicieron que me preguntara cómo se vería una princesa si tuviera que luchar contra una enfermedad, con dificultades financieras o si tuviera que abordar el envejecimiento”, comentó Goldstein nacida en Tel Aviv, aunque hoy vive en Canadá. “Naturalmente que tendrían que hacer frente a los desafíos que todos enfrentamos mujer moderna”, dijo.

Mirá a Blancanieves, Rapunzel, La Bella Durmiente, La princesa y el guisante, Pocahontas, La Caperucita Roja, Jazmín (de la película Aladdín), Cenicienta, Bella (de La Bella y la Bestia) y Ariel (La Sirenita) mientras atraviesan situaciones difíciles en la muestra "Fallen Princess".

Otro ejemplo es el de "In the dollhouse" (En la Casa de Muñecas), muestra protagonizada por actores que personifican a los muñecos Barbie y Ken, dos grandes ejemplos de estereotipos sociales. Allí, la fotógrafa se anima a exponer "el verdadero yo" de estos personajes: el matrimonio “estuvo esclavizado por las expectativas sociales y ahora encontró el coraje de salir y revelarse al mundo”, dijo.



¿Cómo te imaginás que pueden seguir las vidas de las princesas cuando termina la película? ¿Qué opinas de la provocativa serie de Barbie y Ken?







No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.