domingo, 14 de diciembre de 2014

¿Ser Obediente? Eso Es Cosa De Perros

Desde muy chamos nos bombardean con los supuestos “deberes” que tenemos para con la sociedad y el “debes ser obediente” es uno de ellos. En algunos casos, dada la ignorancia de quien hace la exigencia lo que esa persona está queriendo decir es que “seas disciplinado”. Pero en la mayoría de los casos sí, hablan en serio y quieren nuestra obediencia.

¿Obediencia para qué?

Para que no pensemos por nosotros mismos, para que no juzguemos y seamos meras manadas empujadas hacia el precipicio que otros decidan. Obediencia para que seamos el medio para los fines de otros y que nos utilicen a su antojo y para los propósitos que ellos tengan.

Incluso cuando son mamá y papá quienes exigen nuestra obediencia debemos decirles: ¡Ser obediente no me da la gana, yo no soy un perro! Pues es una realidad que lo que aprendemos en casa lo practicamos en la calle. Mucho se jactan quienes hablan de educación que la misma comienza desde la casa y tomándoles la palabra ¿Cómo vamos a permitir que lo malo sea aprendido desde nuestro propio hogar?

Obedecer significa: subordinar nuestra voluntad a una autoridad. Cuando aprendemos eso desde chamos sin cuestionar la clase de autoridad que merece nuestro respeto nos convertimos en borregos de otros, como si fuésemos simples milicianos que acatamos órdenes sin chistar.

La única autoridad en nuestra juventud debe ser el descubrir nuestra pasión, el practicar todo aquello que nos interese con el único afán de dar en el clavo sobre aquello a lo que nos dedicaremos, con lo que nos ganaremos la vida. Nuestra voluntad debe estar en sintonía con las necesidades de nuestra etapa en la vida y comportarnos como mascotas en nuestra juventud NO TIENE nada que ver con nuestra pasión. Respetar a los padres es una cosa, hacer todo lo que ellos quieran y esperan es otra muy diferente y contra la cual tenemos que luchar, por la salud de nuestra libertad.

¿Vamos a desperdiciar nuestra juventud permitiendo que otro nos saque a pasear, nos ponga de comer y nos mande a sentar?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.