domingo, 14 de diciembre de 2014

Solo A Un Loco Se Le Puede Ocurrir

“La imaginación es más importante que el conocimiento” dijo un loco en algún momento. Sí, Albert Einstein era un loco que se atrevió a imaginar, tanto que hoy por hoy no pocos lo llamamos genio.

La genialidad no viene siempre de la mano del conocimiento, no trae siempre una base teórica, sino ese delirante placer por inventar. Sería difícil calcular la cantidad de cosas que pensamos en nuestra vida para no decir que “imposible”, porque seguro que algún otro inadaptado se atreve a contar sus propios pensamientos. Pero lo que sí es cierto es que mucho de lo que pensamos lo consideramos estupideces y lo mandamos a la basura. En La era de hielo 4, uno de los personajes pregunta a otros dos ¿cómo pueden ser tan felices si parece ser el fin del mundo? Y estos revelan su secreto al responder: “somos muy, muy estúpidos”.

¿Estúpidos para qué?

Para creer que eso que se imaginan es posible, para tener la ilusión de que aquello que se les ocurre se puede hacer realidad; para atreverse a admitir que no le pondrán freno a las ideas que nacen en sus mentes y decir: lo voy a intentar. Cuando a Walt Disney se le ocurrió que “si puedes soñarlo puedes hacerlo” no era precisamente porque no tuviese nada en qué pensar, sino porque estaba pensando en muchas cosas y las quería hacer realidad. Él no se detuvo cuando otros le dijeron que “sonaba ridículo”, ni siquiera lo consideró y hoy por hoy a todos nos brillan los ojos al ver las maravillas con las que él soñó.

La imaginación es sin duda un tipo de viaje y una gran aventura, que comienza y termina en la locura. No importa dónde estemos ni qué rayos estemos haciendo; si nuestras mentes se endulzan, comienza una experiencia como ninguna. Creemos que todo es posibles y confiamos en que lo podemos lograr; y esa siempre es la base para atreverse a probar. Podrán encadenarnos y podrán taparnos la boca, pero nuestra mente seguirá siendo libre aunque otros nos llamen idiotas.

No te detengas y nunca dejes de soñar, porque aquellos que estamos suficientemente locos para querer cambiar el mundo somos los únicos que lo podemos lograr.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.