jueves, 3 de septiembre de 2015

Sin calzoncillos

El marido se mete en la cama y la susurra a ella al oído:
-Cariño, estoy sin calzoncillos
Y ella le responde:
-Imbécil, déjame dormir, mañana te lavo unos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.