viernes, 11 de noviembre de 2016

El castigo por ser hijo de otra: comer laxantes y beber salsa picante

Danielle Miller de 31 años ha sido enviada directamente a prisión junto con su pareja de 30 años por alimentar al hijo de éste con laxantes para adultos diciendo que eran «judías de popó». Además, también se negaba a darle agua suminstrándo al niño de cuatro años salsa picante cuando tenía sed. El caso a sido descubierto por una mujer cercana a la família que se dirigió a la policia con varias fotos del niño en que presentaba cortes, quemaduras, moratones e irritacines por todo su cuerpo.
Tras la investigación, los policias también descubrieron que la mujer maltrataba al hijo «jugando a la sirena», es decir, atándole las piernas con sábanas y cinta de embalar. También lo encerraba en el armario durante horas diciéndole que las ratas vendrían a comérselo y le obligaba a llevar pañales sucios durante largos períodos de tiempo. Según apunta la investigación, la mujer trataría de esta forma tan cruel al niño debido a que se trata del hijo de una mujer anterior de su pareja, Nathan Duke, que también ha sido enviado a prisión por no salvaguardar la integridad de su hijo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.