viernes, 7 de abril de 2017

Famosa marca de ropa está enfureciendo a las mujeres con sus leggins. Se rompen como papel de baño

“Un compañero de trabajo me dijo que se me veía el calzón. Mi leggin se había roto”.

Cuando compras leggins para hacer deporte lo mínimo que esperas es que te den comodidad y seguridad para poder ejercitarte tranquila, sin esperar sufrir accidentes como los que tendrías si usaras pantalones o jeans regulares. Sin embargo, algunas mujeres no lo están pasando nada de bien luego de notar que los leggins que compraron para, precisamente, “andar más cómodas”, se rompen al más mínimo estímulo. Tal como un papel.

Los leggins, de la marca LuLaRoe, están provocando la ira de las mujeres, pues se rompen de un momento a otro y sin necesidad de estirarlos. La furia es tal, que miles de mujeres pusieron una demanda contra la marca por la venta de productos defectuosos y, peor, por causarles vergüenza pública gratuitamente.
En la demanda se establece que LuLaRoe confecciona productos de baja calidad a plena conciencia y que son tan malos que se rompen y estiran incluso antes de usarlos, o sólo horas después.
De hecho, una de las quejas en la demanda establece que los leggins se rompen tan fácilmente como un “papel higiénico”.

Así mismo, en la misma demanda se afirma que LuLaRoe estaba al tanto de las fallas y que se negaron a dar una solución a sus clientes con compensaciones.
Si bien hace un año las mujeres alababan los leggins de LuLaRoe, ahora miles están furiosas y se quejan de los daños causados por los productos fallidos. Tanto así, que incluso crearon un grupo en Facebook en el que comparten las fotos de sus prendas rotas. Ya hay más de 20 mil miembros.
Por otro lado, la demanda sugiere que el aumento de popularidad de la marca provocó que esta bajara sus estándares de calidad para así poder vender más productos en menos tiempo. ¿Qué responde la empresa?

Según comentó a Daily Mail un representante de la firma, LuLaRoe rechaza los reclamos exagerados en la demanda y cree que no tienen méritos. Aunque eso no es todo, pues según informó el mismo periódico, hubo un mail recibido por la marca que advertía sobre la posibilidad de que las prendas se rompieran por la debilidad de su confección y telas utilizadas.

Y claro que es así. Esto es lo que pasa después de una hora usando los leggins:
Mientras tanto, la compañía se niega a dar una solución y a aceptar la demanda. Incluso, se les incita a los empleados a vender más de estos productos.

Y tú, ¿has comprado algo de LuLaRoe?

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.